RESTAURANTE CABALLO BLANCO
RESEÑA HISTÓRICA

El restaurante Caballo Blanco inició operaciones bajo la administración de la familia Miranda Núñez en noviembre del año 1998.

Se abrieron las puertas con un personal compuesto por cinco colaboradores (incluyendo a los propietarios Mario Miranda y Lesbia Núñez), el horario de atención era de 10:00 AM a 10:00 PM. La infraestructura del local no era la mejor, doce mesas ubicadas en el salón permitían atender un máximo de cincuenta personas con ocupación plena. Otra serie de limitaciones dentro de las que se pueden citar: el piso de la cocina, las condiciones del cielo raso, la decoración del inmueble, el sistema de salida de las aguas residuales, los suministros de agua potable, la capacidad y la condición de los equipos frigoríficos, representaban oportunidades de mejora que siempre estuvimos dispuestos a solucionar.

Los primeros años y especialmente los primeros meses estuvieron colmados de incertidumbre. Por un lado las obligaciones financieras asumidas (incluida la necesidad de vender el patrimonio familiar existente) y por otro lado, la alta carga de trabajo soportada por los cinco pioneros que emprendimos este reto, nos decía a gritos que habíamos asumido una aventura imposible de conquistar.

El esfuerzo diario desplegado con tesón y cariño en cada una de las actividades que realizábamos, unido al apoyo sincero de verdaderos amigos, permitieron vislumbrar el horizonte hacia el cual dirigimos el rumbo de nuestra empresa.

Con todas y cada una de las personas que nos alentaron en nuestro proyecto tenemos una deuda permanente. La mayoría de ellos hoy continúa formando parte de nuestro círculo de amigos. Otros, Dios los invitó a su mesa. Pero a pesar de que extrañamos su presencia, sabemos, que desde el Cielo nos continúan acompañando. A todos nuestro eterno agradecimiento. ¡Que Dios les bendiga!

Con el transcurso del tiempo hemos ido conociendo más amigos que nos honran con su compañía en las reiteradas ocasiones que nos visitan. Ellos son sin duda los verdaderos dueños de Restaurante Caballo Blanco.

Actualmente, la empresa cuenta con veinticinco trabajadores permanentes que disfrutan el compromiso asumido de ofrecer el mejor servicio y la mejor atención posible a los Clientes que nos brindan la oportunidad de atenderles como verdaderos invitados especiales. El salón amplio, abierto y rodeado de vegetación alberga 30 mesas que permite atender a 130 personas cómodamente instaladas.

A lo largo de todo el salón se han instalado abanicos de techo estratégicamente ubicados para ofrecer un ambiente más agradable e impedir la presencia de insectos, que perturben la tranquilidad de nuestros invitados.

El tiempo de espera promedio en servir los platos no sobrepasa los 20 minutos, todas las comidas se elaboran en el momento en que el Cliente las solicita garantizando su frescura. Mantenemos una relación cercana y un estricto control de nuestros proveedores para ofrecer siempre productos de excelente calidad.

Caballo Blanco opera bajo la filosofía de tratar a los Clientes como amigos. Ellos tienen un lugar preferencial en este restaurante. Nuestro propósito es establecer relaciones de largo plazo en procura de que El Cliente disfrute y descanse mientras nosotros nos esmeramos por darle lo mejor que tenemos. La cultura de la organización impulsa la calidad y la personalización del servicio, trabaja en procura de la excelencia. Tratamos de ser receptivos ante las necesidades, los gustos y las preferencias de nuestros Clientes.

Hemos capacitado a nuestro personal en diversos temas como: Relaciones Humanas, Manipulación de Alimentos, Servicio al Cliente, Liderazgo, Calidad. Actualmente se gestiona capacitación en Inglés Conversacional con el fin de adaptarnos a las exigencias de la industria del turismo.

Siempre pensando en nuestros Clientes, hemos establecido cuatro pilares fundamentales sobre los cuales basar la gestión de Caballo Blanco: Calidad, Servicio, Eficiencia y Mejoramiento Continuo.

Con la bendición de Dios, la preferencia mostrada por nuestros Clientes, el esfuerzo y la dedicación asumida por nosotros; acompañado de la plataforma indicada en el párrafo anterior, confiamos en que Restaurante Caballo Blanco continuará consolidándose en el transcurso del tiempo en procura de convertirse en el sitio favorito de las personas que viven y transitan por la región.

"ya entrada la tarde se pueden apreciar hemosos atardeseres desde la entrada del Restaurante"



Nuestro Menú I Especialidades I Entremeses I Historia del Restaurante I Reservaciones I Contactenos

Preparacion de mesas para eventos especiales